Varón de Dios

Marzo 26, 2010 por Carlos Perrone | Editar

(Escrita para el pastor Daniel Rode)

.

Varón. . .

.

Erguido como la palma,

fuerte y humilde:

Temple de acero y corazón sensible;

valor y ternura forman tu estampa.

.

Tus ojos claros, tu apellido,

Dicen que anda un alemán

corriendo por tus venas.

.

Tu voz me suena a campo,

a surco de arado.

Es como pañuelo al viento

que galopa tras la hacienda.

.

Como rumor del viento en el sorgal

que extiende al sol

sus panojas llenas.

.

Tiene el acento de la tierra;

del ruso alemán acriollado:

Firmeza de Ñandubay. . .

y el rumor sereno del arroyo.

.

Libros y academia

no te han bajado del arado,

ni han quitado las riendas de tus manos.

.

Me gusta verte con tu poncho al hombro

recitando historias de fogón y estrellas,

que huelen a campo abierto

en tiempo de cosecha.

.

Te he visto embarrado en la tormenta

con un caballo cansado,

Y una sonrisa.

.

Te he visto sufrir, te he visto llorar,

te he visto perdonar lo imperdonable.

Te he visto levantar tu vista al cielo.

Y subir con paso firme la montaña.

.

Siervo de Dios. . .

.

Aquel que en la cruz dejó su vida,

Aquel que triunfó al tercer día,

entiende tu dolor,

y tu fatiga.

.

Un poco más,

y Aquel que juzga con justicia,

confortará tu alma.

.

Un poco más,

y lo verás venir en gloria.

Un poco más,

y del mal, ya no tendrás memoria.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s